¿QUE ES Y PARA QUE SIRVE?

Se trata de una sesión fotográfica que realizamos días después de vuestro enlace. En esta sesión no existen las prisas ni los nervios y ya no tenemos invitados esperando lo que nos garantiza poder realizar un reportaje más estudiado y artístico así como desplazarnos a localizaciones que difícilmente hubiésemos podido acceder el día de vuestro enlace.

La duración de este reportaje es de dos o tres horas habitualmente pero puede extenderse más si planteamos una sesión donde se tenga que viajar. El objetivo de esta sesión fotográfica de postboda no es emular el día de la boda sino conseguir imágenes lo más artísticas posible.

 

¿CAPRICHO O NECESIDAD?

El reportaje PostBoda puede ser cualquiera de las dos opciones.

En el caso cada vez más frecuente de que los novios no se quieran perder el aperitivo, se convierte en una recomendación. Los escasos 20 o 30 minutos que usamos para la pequeña sesión de exteriores el día de la boda se compensa en el reportaje postboda con un reportaje más estudiado donde no existen las prisas, controlamos la iluminación y estudiamos las localizaciones para conseguir imágenes más artísticas.

En otros casos, simplemente os apetece despojaros del vestido y de la presión que ha supuesto la organización de este gran evento de una forma original con una sesión Trash the Dress.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

WhatsApp Envíame un WhatsApp